lunes, marzo 30, 2015

Se alquila

Me compré un piso justo en el mejor momento (antes de la subida y de la posterior crisis) con la idea de que iba a vivir ahí para siempre. Elegí un piso grande, cerca de casa de mis padres con una terraza posterior para que mis hijos (por entonces solo dos y pequeñitos) jugasen.
La idea era ir reformándola poco a poco e ir poniéndola a nuestro gusto. Queríamos ir poco a poco pero poner materiales de calidad que nos duraran mucho tiempo, pero todo era taaaaan caro que solo nos dio tiempo de hacer la cocina (que apenas estrené) y me separé.
El piso me lo quedé yo y lo fui pagando como podía (sola, con dos trabajos y dos niños hacía lo que podía). Desde luego, lo de las reformas pasaron a un segundo plano y entonces la vida me cruzó con mi marido.
Él no quería vivir en esa casa y yo lo comprendí, pero tampoco quería deshacerme de ella, así que nos buscamos otra los dos de alquiler y mi piso lo alquilé.
Los primeros inquilinos, de los que pedí referencias, avales, etc.. eran un matrimonio jovencísimo con dos niños pequeños. Él era el hijo de los dueños de un bar del barrio al que yo había ido a desayunar más de una vez.
Todos mis intentos de salvarme las espaldas no sirvieron para nada y al año se fueron dejándome el piso completamente destrozado. Todo lo que les gustó se lo llevaron, lo que no, lo rompieron, se llevaron mis cuadros, mis muebles y hasta mis plantas. Dio igual que les denunciara, el justicia es muy curiosa y dijo que no podía probar que los desperfectos se hubieran hecho a propósito (seguro que también se llevaron mis muebles sin querer).
No saqué nada y me sentí muy frustrada, no solo por lo que me habían hecho a mi, sino porque se habían salido con la suya y se lo harían al próximo.
A 15 días de dar a luz al nº3 pensé que yo no estaba para ocuparme del piso, no podría encargarme de arreglar los despefectos, no podría enseñarlo con un niño recién nacido . Así que se lo dí a una agencia pensando que eso me daría alguna garantía de que escogerían bien al inquilino. Esta vez un matrimonio de mediana edad con dos hijos adolescentes.
Al año y poco la pareja se separó (el 100% de las parejas que viven ahí se separan, lo cual no deja de ser curioso) y dejaron de pagar. Escarmentada por los inquilinos anteriores los llevé a juicio. La agencia se desentendió con un millón de disculpas y al inquilino le entró miedo y pagó in extremis.
Desde entonces el padre, que fue el que se quedó el piso con los hijos, ha ido pagando como ha podido. Da la sensación de que se le ha juntado una mala racha con unas pocas luces y se esta metiendo en una pelota de la que no puede salir. Cada vez pagaba más tarde, necesitaba préstamos para poder pagar, hasta que finalmente me llama y me dice que se va a otro piso y que ha dado como fianza mis dos últimos meses del alquiler.
He tenido que ir a Mallorca en un viaje express (y por supuesto, no por placer) para que me de las llaves y ver en que estado me ha dejado el piso, que, otra vez es bastante deplorable: Un pequeño incendio en la cocina, aquella que casi no estrené, tres cristales rotos y dos puertas rotas, todos los muebles para tirar,....pero lo que más me sorprende es la suciedad, ¡Vivían ahí! y aparentemente eran una familia normal de trabajadores, como han podido tener un piso tan, pero tan tan sucio.

Pasado el susto inicial me ha tocado coger al toro por los cuernos y contratar pintores, obreros que me tiren todos los muebles, que me arreglen las pequeñas cosas, que hagan una limpieza en condiciones y que le laven la cara para volverlo a alquilar.
Yo me encuentro en un dilema. El piso sigue estando viejo, sigue necesitando una reforma. No puedo pedir mucho por ese piso y me da la sensación de que quien venga siempre lo dejaran peor porque no puedo esperar mucho de personas que aspiran a un piso "barato" (que se que no quiere decir nada, pero mi experiencia es así). No se si reformarlo y alquilarlo más caro pensando que los nuevos inquilinos sean "mejores" arriesgándome a equivocarme y meter dinero que después se cargarán igual, reformarlo y directamente venderlo a pesar de no sacar nada limpio pues entre la hipoteca, los impuestos y las deudas que me dejan los inquilinos no sacaré nada, seguro o alquilarlo tal cual está y cruzar los dedos a que el siguiente sea mejor.
¿Qué pensáis?.


La parte buena de todo esto ha sido el viajecito express a Mallorca, el poder tomarme un café al solecito, que me suelten piropos por la calle, que eso solo se hace aquí y la satisfacción de poder resolver todo el embrollo yo sola, a una velocidad de espanto y sin entrar en colapso (por poco).

viernes, marzo 27, 2015

De cougars y toy boys

Cougar: Según la wikipedia "cougar" es el término que se usa para definir a las mujeres que buscan pareja bastante más joven.

Acabo de terminarme el nuevo libro de Britget Jones, "Loca por él". Recuerdo haber leído los dos primeros de un tirón mucho antes de ver las películas y me resultaron muy divertidos. Las peripecias de una soltera treintañera a la caza de pareja me parecían muy ocurrentes aunque no me sintiera para nada identificada (yo tenía pareja y dos hijos y mi vida y mis problemas no se parecían en nada a los de Britget.

Ahora, en este nuevo libro se supone que han pasado 20 años. Britget es una madre soltera de mediana edad que lucha por encontrar su sitio y rehacer su vida.
Empieza una relación con un toy boy (me mató la palabreja) y se abre ante ella todo un mundo de experiencias y nuevos temores al intentar compaginar su vida como madre y como novia de alguien 20 años más joven.

Y todo esto vienen a que el otro día mi señor marido vino de un congreso por asunto de trabajo y me contó la anécdota de que alguien le había echado inocentemente 25 años (tiene 38), haciendo bromas sobre la juventud cuando mi marido era bastante mayor que él.
Yo soy consciente que envejece de una manera especial, que siempre ha aparentado tener menos años de los que tiene y que esos genes extranjeros que tiene le ayudan a la inmortalidad. ¿Os habéis dado cuenta que los especímenes auténticamente españoles parecen siempre mayores?. Son más velludos y empiezan a desarrollarse antes, encanecen pronto y el sol de España pasa factura a nuestra piel.

Pero el caso es que yo no aparento 25 años!!!!.
Yo tengo canas, arrugas y michelines y aunque dicen que tampoco aparento los casi 38 años que tengo desde luego no aparento 25 ni de lejos.
Y ahora he entrado en paranoia y me imagino que todos los que nos miran deben pensar que soy una "asaltacunas" por liarme con un yogurín o una "cougar", que queda más chic y así utilizo el termino que acabo de aprender.
Tal y como yo lo veo tengo dos opciones. O le pinto canas por la noche y le depilo las entradas con crema depilatoria o me hago yo un tratamiento rejuvenecedor el cual no se ni por donde empezar.
Bueno, empezar sí, que ya estoy a dieta (muy a mi pesar). Ahora estoy plateándome ir a algún tratamiento de belleza a que me depilen las cejas, me pongan cremitas y me hagan la manicura. Que aunque no mejore nada, seguro que me siento mejor.
¿Sugerencias?



viernes, marzo 20, 2015

Sistema escolar francés: Horarios y vacaciones

Continuamos con el tema del sistema educativo francés del que empezamos a hablar el lunes.
Hasta ahora hemos dicho que se divide en Maternelle (Educación Infantil), École (Primaria), College (Secundaria) y Lycée (Bachiller).
A  medida que van creciendo los niños pasan de un centro chiquitito con apenas tres o cuatro clases a un centro cada vez más grande, con más aulas, más profesores y casi casi universitario.
Los horarios en cada centro suelen ser diferentes y yo, que tengo cuatro niños en tres etapas distintas es ahí donde se me complica un poco todo.
En la maternelle y la école el horario suele ser de 8.30h a 11.30h y de 13.30h a 16.00h dependiendo del centro. Es habitual que los niños se queden a comer en la "cantina" y el menú suele ser barato, unos 4 €.
Los miércoles solo van por la mañana (y lo acaban de instaurar, pues cuando llegamos, el miércoles no había cole).
El horario de los mayores suele ser más flexible. Entran a las 8.00 o a las 9.00 (dependiendo del día) y salen a las 16.00h o 17.00h.
Pero, a veces, no tienen todas esas horas lectivas y les quedan por en medio muchas horas que pueden aprovechar para hacer los deberes o lo que sea.
Yo preferiría que tuvieran un horario más cuadrado, que las horas que emplean en clase fueran lectivas y que pudieran hacer los deberes en casa en vez de salir tan tarde pero así son las cosas.
Tengo la sensación de que les queda poco tiempo en el día después de las clases, pues aquí, se cena a las 7.00h y después hay poco tiempo de hacer nada antes de acostarse. Si llegan entre las 16.30 y las 17.30 pues parece como que sabe a poco para poder estar con la familia, ver un poco la tele y desconectar antes de que acabe el día.
Muchos niños, además, les tienen ocupados con deportes, idiomas o música después de clase y cuando llegan a su casa (que muchos viven lejos) debe ser tardísimo.
Nosotros tenemos la suerte de que vivimos bastante cerca de todos los centros. Solemos ir en coche pero podríamos ir andando si los peques no fueran tan peques ni hiciera tanto frío en invierno.
Empezamos el curso haciendo dos turnos: Papá se llevaba a los que empezaban a las 8.00h y después se iba al gimnasio y yo a los que empezaban a las 8.00h - 9.00h.
Podría ser más sencillo si dejara a los peques un poco antes de las 8.00 en el cole pues las guarderías de los colegios tienen horarios muy amplios y además son gratuitas (puedes dejar a los niños en el cole desde las 7.00h de la mañana hasta las 18.00h de la tarde sin ningún coste). Pero a principio de curso no quería dejarles más tiempo del necesario por eso de la adaptación y ya nos hemos acostumbrado a hacerlo así.
Al poco tiempo de empezar el curso el niño nº1 empezó a decir que prefería que no lo acompañáramos. Creo que queda antes de clase con los compañeros y ahora viene y va andando y se organiza solo.
A las 16.00 soy yo quien va a buscar a los tres pequeños. Aunque estén en diferentes etapas, están en el mismo centro. Si coinciden en el horario de salida me los traigo a todos a casa pero si es uno de esos días que la niña nº 2 sale a las 17.00h también vuelve andando pues no está lejos y no hay ningún parque cerca donde pudiera esperarla con los peques 1 hora.

Las vacaciones escolares también es un asunto curioso. Más o menos la norma es que tengan seis semanas de clase y dos semanas de vacaciones durante todo el curso. Así, cada mes y  medio tienen unas vacaciones de dos semanas. Estas son: Las de todos los santos (finales de octubre, principios de noviembre), Navidad (diciembre), las de invierno (en febrero),  las de primavera (entre marzo y abril) y las de verano que duran exactamente dos meses, uno menos que en España y ese mes de menos es el que se reparte a lo largo del año.
Así, entonces, tenemos las mismas vacaciones escolares que en España pero repartidas de otra manera.
Además hay otra curiosidad. Las vacaciones de Todos los Santos, Navidad y verano son en las mismas fechas para toda Francia pero las de Invierno y las de Primavera (nada de Pascua, que esto es un país laico) van variando de una zona a otra. Es decir: Dividen a Francia en tres zonas y depende de la zona en la que estés te corresponderá empezar las vacaciones en una fecha o en otra.
Esto tiene el sentido práctico de que las carreteras no se colapsan por la operación salida ni se llenan todos las estaciones de ski de los que van a practicarlo en Febrero (o sea, casi todo el mundo).

A mi, personalmente me gusta más este sistema de calendario escolar. Los niños no necesitan tres meses de vacaciones en verano pero sí les viene bien tener más pausas durante el curso.
Lo único que no me gusta es cuando llegan las primeras, que siempre me pilla casi por sorpresa. Aún no has terminado de hacerte con la vuelta al cole, todavía estas cuadrando horarios de extraescolares y haciéndote a los madrugones y....paffff!!! Vacaciones: Dos semanas y me rompe en dos.
Pero las demás están bien. Llegan en los momentos adecuados y siempre tienes unas a la vista que te da las energías suficientes para continuar.

Y a la pregunta de siempre ¿que hacen los franceses con los niños durante sus innumerables vacaciones?.
Aquí está todo pensado y organizado y hay múltiples opciones para dejar a los niños sin tener que recurrir a los abuelos (que eso no suele ocurrir).
Para empezar ya os contaba que las guarderías en los colegios son bastante amplias: Desde primera hora de la mañana (de 7.00h a 8.30h ) hasta última de la tarde (16.00h a 18.00) y, además, es gratuita y puedes dejarles cuanto necesites.
Durante las vacaciones escolares puedes elegir entre dejarles en el mismo centro pero con actividades más lúdicas, contratar a una baby sitter (una chica de 16 o 17 años que también estará de vacaciones), hay un montón de asociaciones o casas de barrio que organizan cosas para los peques como campamentos o actividades o incluso puedes contratar a una nounou que es una niñera que se queda a los niños en su casa.
Los precios de estos servicios suelen ser muy, muy baratos pues están financiados por la seguridad social.
Yo he tenido la suerte de que no he necesitado nunca ninguno pero tengo amigos que los usan y además de ser baratos no tienen los problemas de masificación y listas de espera que hay en España (por lo menos en Mallorca).
Aquí en general no hay una cultura de tanto apego con los niños. A mi me sorprende que los dejan en el cole desde muy pequeños y muchas horas. Los campamentos por ejemplo están ofertados para niños de a partir de cuatro años en colonias en la otra punta del país durante dos semanas. Es habitual delegar el cuidado de los niños en otras personas pero que normalmente no son familiares, de hecho, las abuelas se suelen desentender bastante y no se ocupan de los nietos más que para urgencias y ocasiones puntuales.

Y hasta aquí nuestra lección de hoy de "¿cómo vivir en Francia?", ¿Qué os parece? ¿Os gusta? ¿ Le veis más ventajas que inconvenientes o al revés?


miércoles, marzo 18, 2015

Manualidea: Medalla para el mejor papá.

Una medalla para papá

¿Os habíais dado cuenta de que mañana es el día del Padre? ¿Ya tenéis vuestro regalo preparado? ¿NOOOOOOOO?!!!!!.  
Pues coooorrrrrrre hazte con los materiales para hacerle a papá esta medalla tan chuli para lucir en su día. 
Estará encantado. Y los peques ni os cuento la cara de orgullo que lucirán de haber hecho con sus manitas una medalla al mejor papá. 
Como siempre, si queréis saber cómo lo hemos hecho tenéis que hacer click aquí

lunes, marzo 16, 2015

El sistema educativo francés: Composición.

Cuando hice un llamamiento hace unas semanas para que me diérais ideas sobre lo que os gustaría que hablásemos en el blog, uno de los temas recurrentes era el sistema educativo francés, sobretodo en cuanto al tema de vacaciones y horarios.
Supongo que os llama la atención porque yo os cuento que cada dos por tres estamos de vacaciones. De hecho, el mes que viene volvemos a tener vacaciones.

El sistema educativo francés es un poco complejo en cuanto a los nombres pero en el fondo es bastante parecido al español.
Consta de cuatro fases:

- Maternelle (Educación Infantil) -- Consta de PS (Petite section), MS (moyene section) y GS (grand section). Lo que viene a ser P3, P4 y P5 en  España.
Excepcionalmente existe también la TPS (Tout petite section) para que los más peques puedan empezar el cole con dos años y medio.

- Ecole (Primaria) -- Consta de CP (curs preparatoire), CE1, CE2 (curs elemental) y CM1, CM2 (curs moyene). Lo que viene a ser nuestra educación primaria pero con un curso menos.
Los centros tienden a ser pequeñitos con apenas una clase por curso y a estar dentro de los barrios

- College (Secundaria) -- A partir de los 11 años pasan a secundaria y cambian de centro para ir al college. Allí cursarán  sixième (6º), cinquième (5º) , quatrième (4º)y troisième (3º). Sí, en este orden, son así de originales. Lo que vendría a ser 6º de primaria y 1º, 2º y 3º de ESO en España.
Es un año de muchos cambios pues los colleges con centros bastante grandes que acogen a muchos, muchos niños. Es habitual que los niños se desplacen desde los pueblos vecinos y para ellos hay toda una red de sistema de autobuses e incluso alguno de los college son internados (cosa que allí es de lo más habitual).
Al final de 4º tienen una prueba final que es la más importante de toda la trayectoria escolar: El brevet.
Es un examen general de todos los conocimientos adquiridos y aprobarlo equivale a tener el Graduado Escolar.
Si no lo pasas no puedes continuar tus estudios salvo en ramas profesionales (como una FP).
A partir de ahí se les abre todo un mundo de posibilidades, pues las carreras profesionales no solo no están tan poco valoradas como en España sino que, además, están bastante reconocidas y tienen muchas salidas como panadero (la cultura del pan es casi una religión), pastelero, cocinero o viticultor.
- Lyceé (bachiller) -- En general los chicos suelen pasar al Lyceé a hacer sus estudios generales.  Allí cursarán deuxième (2º), première (1º) y Terminal. (Sí, también en este orden) y equivaldría a 4º de ESO y 1º y 2º de Bachiller.
Terminan sus estudios haciendo el BAC que es como una selectividad para poder acceder a la universidad.
Recientemente me he enterado de que las plazas en algunas carreras (sobretodo las sanitarias) están restringidas y parece ser que por cosas históricas no se abren más plazas a pesar de la demanda.
Esto hace que anden faltos siempre de pediatras, fisioterapeutas, oftalmólogos o logopedas y que muchos de los trabajadores que ejercen en Francia sean extranjeros que vienen para cubrir la demanda. (Entre ellos la mitad de los fisioterapeutas y enfermeros españoles que además cobran aquí tres veces más).
Diría que los colectivos profesionales tuvieron algo que ver para quitarse de encima a la competencia pero ahora ven las consecuencias cuando no encuentran sustitutos para cubrir sus bajas o no se pueden jubilar porque dejan sin médico a todo el pueblo.
La solución para muchos jóvenes franceses es irse a estudiar fuera. Bélgica suele ser la primera opción, pues comparten idioma pero España, Italia o Alemania también reciben estudiantes franceses.
Los colegios van haciendo experimentos para facilitar eso como el Bachibac  que es un bachillerato unificado entre Francia y España donde facilitan contenidos y facilitan las convalidaciones en vista a que los estudiantes franceses puedan cursar estudios superiores en España o al revés.
Con lo fácil que sería abrir las plazas a la demanda.....pero así es Francia.

Para no hacer este post interminable lo dejo aquí, el viernes os contaré la parte que más os interesa, lo de los horarios y las vacaciones, que hoy me he ido por las ramas, (jajajaja) pero hacía falta para que entendierais mis periplos con los horarios escolares ya que yo tengo cuatro niños en tres fases distintas.

rentrée scolaire

viernes, marzo 13, 2015

La generación de los niños burbuja

El otro día, hablando con una amiga alrededor de un café, me estaba contando que había ido al cumpleaños de un amiguito de su hijo en un chiquipark que, según ella, estaba espantosamente adaptado.
Que las escaleras de las camas elásticas no estaban bien forradas (pero lo estaban), que había un banco en el pasillo para que se sentaran las madres que obstaculizaba, que los círculos rojos adhesivos de la puerta de cristal estaban demasiado altos,...
No digo que no tuviera razón y que todo se puede forrar, acolchar, infantilizar mejor, pero ¿es necesario?.
El mundo está lleno de peligros. Hay cantos, bordes, filos, cristales, tijeras, bordillos, coches, esquinas, escaleras, cajones y piedras por todo y no podemos quitarle todos los obstáculos de en medio.
Lo más práctico es enseñarle los peligros, que aprendan a esquivarlos e intentar que sean un poco más prudentes.
"Pero, en un sitio pensando para niños debería estar más adaptado" - me decía ella.
Y tienen razón pero ¿en qué clase de parques jugabais vosotras cuando erais pequeñas?.
En los que jugaba yo eran un peligro: Columpios de metal llenos de filos, toboganes altísimos que cuando no quemaban, cortaban,... Nada de suelos acolchados, no. ¡Gravilla! Ahí, como los machotes....y sobrevivimos.
Unos con más dificultad que otros, pero lo hicimos!!!.
Los niños tienen que experimentar, caerse para aprender cómo hacerlo bien, porque lo harán muchas veces, pero también aprenderán a levantarse.
Necesitan raspones en la rodilla, chichones y heridas de guerra porque forman parte de la vida y del hecho de crecer.
Deben equivocarse, cometer errores y rectificar, porque no siempre estaremos con ellos para advertirles, quitarle los obstáculos o ayudarles a levantarse.
Tampoco digo que tengamos que dejarle pasear por un precipicio. No , hombre, no. Pero dejémosles que se suban a un tobogán y crucemos los dedos para que no se caigan.
Yo soy la cosa más miedosa que existe. Se me encogía todo cada vez que veía al número 1 subido a cualquier sitio más alto de dos palmos pero sabía que era necesario que se subiera, que existiera la posibilidad de que se cayera y que aprendiera que ahí no tenía que subirse porque se podía hacer daño. Y es que, por mucho que yo lo hubiera dicho mil veces se hubiera acabado subiendo.
Todas las madres estamos llenas de miedos y de dudas. Lo siento, es así, es algo que viene con el carnet. Pero en esos momentos en los que está a punto de darme un colapso me ayuda pensar "¿cómo se hacía antes?". No me refiero solo a cómo lo habría hecho mi madre sino  antes, en general, cuando el modelo de crianza no era tener a los niños metidos en burbujas ni considerarlo como algo frágil que se puede romper y eso me da otra perspectiva.
Que antes los niños se criaban en la calle, que se subían a los árboles, se metían en líos, volvían magullados a casa y hacían peleas de pedradas. Y aún eso no es lo que quiero para mis hijos (yo que quiero saber donde están y que hacen en cada momento) el otro extremo tampoco.


miércoles, marzo 11, 2015

Manualideas: Vaciabolsillos de barro

Vaciabolsillos huella de mano de barro para papá.

¿Os habíais enterado de que se acerca el día del padre? Por aquí nos enteramos de refilón, pues para el día del padre francés es otro día. 
Pero como nosotros celebramos los dos pues os dejo aquí una idea de cómo hacer un vaciabolsillos de barro con ayuda de los peques. 
A papá le va a encantar!!!
Como siempre clickar aquí para ir hasta el paso a paso. 


lunes, marzo 09, 2015

Un día en la vida del nº 4

Me despierto sobresaltado porque tengo "susto" a pesar de que esté la luz de mi cuarto encendida.
Me escabullo silencioso hasta la cama de mamá para dormir un poco más. Enciendo todas las luces del pasillo durante el camino y me caigo un par de veces antes de llegar. Mamá me abre la cama y me meto dentro.
Ya no tengo sueño, pero todos están durmiendo y me da "susto" ir solo al comedor, así que me pongo a cantar a ver si así se despiertan. No funciona. Ya sé, voy a tocarle a mamá la cara y a darle besitos a ver si así abre los ojos.
No, tampoco. Voy a ponerme a jugar con los zapatos de papá y a hacer girar la silla de su mesa hasta que llegue la hora de desayunar.
Al fin suena el despertador. Papá se levanta y nos prepara el desayuno. ¿Qué día es hoy? ¿Hay cole? Sí, hay cole. No quiero ir!!!!!.Me aburro . Prefiero quedarme a ver la tele. Voy a contárselo a mamá para que me deje quedarme. No me ha dejado. No me gusta el cole.
Camille, mi profesora, me gusta mucho. Es simpática y divertida. Mi mejor amigo del cole se llama Noam, somos los más mejores amigos porque también le gustan los "avengers" y jugamos a los superhéroes. En el patio me encuentro con el niño nº 3 y jugamos todos juntos. Me gusta jugar con mi hermano, pero a veces me molesta un poco.
Después del patio hacemos unos cuantos trabajitos más con la profe antes de ir a comer.
Me gusta comer. He descubierto que me gusta todo y me voy a hacer muy grande para poder ser Batman, que es lo que quiero ser de mayor.
Después de comer toca la siesta....¡la odio!.
Tengo cosas más importantes que hacer que dormir pero nadie me escucha, así que voy a quedarme aquí callado y con los ojos cerrados en señal de protesta hasta que zzzzzzz!.
Cuando me despierto ya falta poquito para que venga mamá a buscarnos. ¡Bien!.
Cuando llega siempre me da muchos besitos. Después me pregunta que donde está mi mochila. ¿Eh? ¿Qué mochila?. ¿Yo he traído una mochila?. No entiendo nada.
Llegamos a casa y podemos merendar. Mamá hoy nos deja merendar galletas, mis favoritas son las de fresa.
Me las como rápido para poder ir a jugar con mis coches. Me encanta jugar con mis coches. El niño nº 3 prefiere ver la tele, pero a mi me gusta más hacer carreteras.
Cuando no llueve, ni hace frío podemos salir a jugar al jardín con las bicis.
La última vez mamá se enfadó porque me metí en un charco y me mojé todo. Mamá me cambió y entonces yo me volví a meter en otro charco. ¡Es tan divertido!. A mamá no le hizo gracia y ya no me dejó salir más.
Cuando me canso de jugar y de correr me siento un rato con el niño nº 3 a ver la tele. Nunca me deja poner lo que yo quiero así que lloro para que venga mamá. Si no viene rápido intento quitarle el mando y nos peleamos.
Papá ya ha terminado de trabajar y viene a vernos. Ha estado metido en su cuarto trabajando todo el día. Lo he echado de menos.
Papá me hace cosquillas y me lanza por los aires...es tan fuerte!!!.
Mamá nos llama para ir a cenar ¿Que habrá?.....¡Salchichas! ¡Bien!
Bajan el niño nº 1y la niña nº 2  y todos se ponen a hablar. Yo pido ketchup. El niño nº 1 cuenta algo del cole. Yo vuelvo a pedir ketchup. La niña nº 2 pregunta algo del cole. Como nadie me da el ketchup me levanto yo y voy a la nevera a buscarlo. Doy un paseo alrededor de la mesa. Mamá me dice que me siente. ¿Que quería yo? No se. Me siento, me caigo un par de veces por el camino.
Ah sí, ketchup me vuelvo a levantar, doy un paseo alrededor de la mesa. Mamá me dice que me siente. ¿Que quería yo? No se. Me siento otra vez. Me caigo un par de veces más.
Después de levantar alguna vez más consigo el ketchup. Ya puedo empezar a comer pero.....este tenedor no me gusta. Voy a buscar otro. Me levanto, doy un paseo alrededor de la mesa......
Cuando terminamos de cenar mamá nos lleva a la ducha.
Limpitos, con el pijama puesto y los dientes limpios es la hora de que papá nos lea un cuento.
Me gusta mucho elegir qué cuento quiero y que papá me lo lea.
Ahora dice que toca dormir. No me gusta dormir, tengo cosas más importantes que hacer. Voy a ir a la cama del niño nº 3 a jugar.
Papá ha venido enfadado porque dice que es tarde y que mañana hay cole.
Yo no quiero dormir pero estoy taaaaaaan cansando.




viernes, marzo 06, 2015

Empantallados

En el modelo de crianza de hoy en día se recurre muchas veces a los aparatos para tener entretenidos a los peques cuando los papas quieren hacer algo.
Yo no me excluyo, la tele me parece un gran invento que usada con cabeza puede resultar muy educativa, igual que los videojuegos o los ordenadores.
El problema es cuando se utilizan esos aparatos como medida de extorsión o en un ritual inapropiado.

Cada vez veo más y más a menudo esos padres que le plantifican al niño el móvil de papá entre el plato de comida y el vaso con el canal de youtube a toda pastilla para aprovechar que el niño está distraido con Pepa Pig y meterle una cucharada tras otra de comida que el niño ni percibe.
Los seres extraños aquellos que comen sin pantallas saltan aún con la última cucharada en la boca para engancharse a la tablet para hacer lo mismo.

Donde quedaron los modales!!!!.
Con lo que me cuesta a mi que mis niños se queden sentaditos en su sitio y esperen a levantarse a que todos hayan acabado, no sabéis la de problemas que me crea que los amiguitos salgan corriendo despavoridos pantalla en mano con el bocado de comida en la boca cuando yo les obligo a que se acaben el plato sentaditos en su sitio, que parece que la tablet es el premio por el que menos come.
Puedo entenderlo si lo hacen ocasionalmente en un restaurante pero no entiendo el sentido de quienes lo hacen como rutina diaria en su casa y aún te lo justifican como si no hubiera otro remedio que hacer eso aunque ni ellos mismos lo aprueben.
No , hombre no, hazlo si te da la gana pero sino lo ves bien no lo hagas, que sistemas hay más.

Nosotros somos la familia más tecnológica que conocemos (probablemente seamos la más tecnológica de toda Francia). Es lo que tiene tener un papá informático.
Tenemos en casa tres teles, tres ordenadores de sobremesa, dos portátiles, dos netbooks, una tablet grandecita y cuatro teléfonos android. Aaaah y los peques tienen un ordenador de Mac Queen, jejeje.
Muchos han sido unos sustitutos de los otros y son de diferentes "generaciones", pero ese es nuestro patrimonio informático, jejeje.

Pero no por eso son juguetes ni está todo a su alcance. No todo lo que hay a su alcance son cosas para jugar!.

Yo no dejo nunca, nunca, que mis hijos toquen mi móvil, ni siquiera los mayores. Ellos tienen sus juguetes y sus cosas y yo las mías.

Los mayores tienen cada uno su móvil (uno de ellos recién estrenado después de ahorrar un año). La niña nº 2 prefirió ahorrar para "heredar" el netbook de papá que ahora tiene confiscado porque no recoge nunca.
Los pequeños tienen establecido que solo pueden ver la tele un rato después de merendar y jugar al ordenador los sábados por la mañana.
Y la tablet queda reservada para viajes y comidas en restaurantes eternas.
Suele ser mi ultimísimo recurso pues solo tengo una tablet y dos niños pequeños, al final o acabo siendo la policía del tiempo para gestionar cuando le toca a cada uno o me acaba creando un problema.
Aún así no les pongo youtube. Tienen instalados unos juegos que me maté a informarme y a seleccionar y que solo pueden usar cuando terminan de comer. En casa no la hemos encendido nunca.

Nosotros comemos por separado porque los niños comen en el cole y papá y yo en casa así que las cenas las intentamos hacer todos juntos, salvo excepciones.
Cenamos en la mesa de la cocina (que cada vez se nos queda más pequeña, para mi que encoje) y allí no hay tele.
Os podría decir que nos contamos como nos ha ido el día, reflexionamos sobre el futuro y hacemos debates de política pero la verdad es que no es así.
Si que intentamos tener una conversación. El niño nº 1 nos explica las cosas que le han sorprendido del tema que está dando de historia, la niña nº 2 nos cuenta que su mejor amiga vuelve a estar enferma y no hay ido al cole y además tiene que sustituirla como delegada de la clase en el consejo escolar de esta semana y está nerviosísima, y los peques hasta nos pueden contar que han tenido un cumpleaños en el cole o que han soñado con Capitán América (el nuevo líder mundial).
Pero lo cierto es que la mayoría de veces intentamos decir dos frases seguidas sin éxito mientras nos interrumpimos para decir "come", "estate quieto"," cuidado con el vaso", "como se piden las cosas",.... pero de vez en cuando alguno dice una gracia, y nos reímos, el niño nº 4 se cae de repente y desaparece debajo de la mesa y nos hace gracia, el niño nº 1 pide permiso para salir el próximo finde y yo le interrogo un poco de a dónde y con quién, el Sr. Educando a cuatro y yo hacemos planes para ir al cine y de vez en cuando hasta chismorreamos de las pocas cosas que nos llegan de Mallorca.

Aunque ahora mis cenas me parecen demasiado estressantes (no sabéis cuanto) lo cierto es que creo que estoy sembrando algo y dentro de unos años, cuando los peques sean un poco más civilizados y el niño nº 4 un poco menos hiperactivo disfrutaremos de esas cenas en familia.

El otro día fuímos a casa de unos amigos con dos niños más o menos de la edad de los míos. Quedamos a comer y pasamos la sobremesa tomando café.
Esos niños comieron en el cuarto de jugar mirando la tele. Cuando acabaron saltaron encima del teléfono de la mamá (que, obviamente, tiene el cristal hecho trizas), cuando hubo peleas, que las hubo porque mis niños no son tontos y también querían, saltaron a la tablet, como si eso fuera a solucionar el problema. El mayor ya tiene tablet en propiedad y el pequeño se paseaba con la de papá (se le cayó dos veces).
Finalmente acabaron en el sofá viendo la tele, cada uno agarrado a su consola mientras el nº 3 consiguió hacerse con el preciado teléfono roto de la mamá y el nº 4 jugaba solito en el cuarto de jugar a los coches.

Yo no os voy a decir que uso y que hacer de las pantallas (que ya sois grandecitas, jejeje) si creéis que son positivas usadlas, hacedlo con orgullo, no os disculpéis, pero usadlas mirando lo que hay alrededor, que este mismo niño vino al cumpleaños de mi hijo donde había diez niños más con una consola y no se separó de ella en toda la fiesta (y creó algunas peleas) y si no estáis a favor, pues no las empleéis, no creáis que el niño la necesita, no creáis que se hundirá el mundo si el niño llora. Probablemente la pedirá mucho, muchísimo, pero si no cedéis cada vez la pedirá un poco menos hasta que un día deje de pedirla.

tablets para niños qué modelo regalar

miércoles, marzo 04, 2015

Manualidea: Pintar con ceras blancas y acuarelas.

Pintar con ceras blancas

Que me he enterado yo que por el sur de Europa estáis teniendo un tiempo primaveral (no como aquí que lleva tres días lloviendo sin parar). 
Es momento de aprovechar esos rayos de sol (vosotras que podéis) y hacer alguna manualidad con los peques, que ya os he dado mucho descanso y seguro que tendrán mono de pinceles. 

Hoy otra manualidea facilita pero "mágica". 

Como siempre, pasaros por aquí para ver cómo lo hemos hecho. 



lunes, marzo 02, 2015

Estoy en cybercrisis

El otro día leía a mi adorada Matt que contaba que estaba atravesando una crisis blogueril y se me hizo la luz.
¡¡¡Así que es eso lo que me pasa!!!!. Me sentí identificada en todo lo que le pasa (en todo menos en lo de tener a una nueva beba en casa) y es....no me apetece escribir y no es porque no tenga cosas que contar, que acabamos de volver de estar una semana en Mallorca y de eso siempre puedo sacar chicha.

Y me siento fatal porque creo que os estoy fallando. Pero escribir en el blog no es la única sequía informática que tengo, que he pasado de hacer una foto diaria a solo tener media docena de ellas en mi cuenta de instagram en lo que va de año (la última de hace tres semanas).
Que volvimos de Mallorca y, como en Francia eran vacaciones (como no), la profesora del niño nº 3 les pidió que trajeran fotos y......¡no tengo ni una sola!. Y tiene delito porque fue el cumpleaños del Sr. Educando a Cuatro y....¡lo celebramos!!! pero no tengo ni una sola foto (manda narices).

No es que tenga falta de tiempo, tengo el mismo de siempre. Incluso diría que más porque he terminado por fin un proyecto profesional que me tenía ocupada un par de mañanas a la semana, aunque lo he sustituido por mis visitas al fisioterapeuta pero lo cierto es que no me apetece escribir.

Algo os debísteis oler cuando hace poco hice un llamamiendo para saber de que os gustaría que hablaramos (muchas gracias a todas!!!) y tengo muchas cosas de las que hablar, surgieron muchas ideas y tengo una lista llena de lellas pero lo que me cuesta es eso de sentarme a escribir y poder escribir un par de párrafos que tengan sentido entre ellos.
Un poco tiene que ver a que los peues sean cada vez más revoltosos. No quieren ni aunque les maten jugar en "el cuarto de jugar" porque dicen que es pequeño (y una leche!!) y hace demasiado frío para que salgan al jardín a jugar por lo que les tengo dando vueltas a mi alrededor todas las tardes mientras juegan a carreras, avengers y piratas. Todo cosas muy ruidosas. Con lo que me cuesta mucho concentrarme y escribir cosas con sentido (ya no digamos interesantes)
Pero sería injusto echarle la culpa a ellos porque también tengo algunas mañanas "libres" pero me siento con mi café a mirar los email, eso me lleva a otra cosa, me dioy un paseo por facebook, por algunos blogs que suelo leer y llega la hora de comer (que aquí son las 12).

De todas formas, no os preocupéis. No voy a cerrar el blog ni nada parecido. Es solo que quiero ser justa y avisaros de porque he estado ausente estas semanas.
Deciros que he decidido no tomármelo como una obligación y escribir solo cuando tenga ganas de hacerlo. Puede que sea tres veces a la semana, o una o ninguna. No siempre tengo cosas que contar, no siempre me pasan cosas dignas de ser contadas, no siempre coincide que tengo el tiempo, las ganas y la oportunidad para hacerlo.

Sed pacientes y comprensivas, por favor.
A pesar de todo seguiré por aquí, eso seguro.


Imagen Max Griboedov


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...