lunes, septiembre 30, 2013

El click de la semana: Curso de francés


Parecía que no lo iba a conseguir nunca pero este año, mientras todos mis retoños se culturizan y se cultivan en las grandes materias de la vida, yo, por fín voy a intentar aprender francés (otra cosa es que lo consiga).

viernes, septiembre 27, 2013

El libro del mes: Tatty Ratty


Como os conté ayer, hoy empezamos una sección dedicada a la lectura infantil (y juvenil) y los que, para mí, son los libros /cuentos que no te puedes perder.
Quería empezar la sección con mi libro infantil favorito: "Tatty Ratty".
Este libro formaba parte de la biblioteca de la niña nº 2 cuando era pequeña y desde el primer momento fue mi favorito (con diferencia).

Tatty Ratty es un pequeño conejito que se ha perdido y su dueña echa mucho de menos pero mientras espera a que vuelva la niña se imagina que estará haciendo y resulta que hace cosas increibles: Va a tomar el té con Cenicienta, los rescata del mar un barco pirata, se va a dar un paseo en Dragón, y hace un viaje en cohete hasta la luna. En cada una de sus paradas Tatty ratty se va transformando un poquito, engorda, se da un baño, Cenicienta le peina, le cosen botones azules y se mancha de polvo de luna. Así, que cuando su dueña va a buscarle a la tienda de juguetes realmente parece otro "Tatty Ratty", otro mucho más nuevo, regordete y blanco.


Véis por donde va, ¿no?. Me parece una idea genial para ayudar a cualquier niño que ha perdido su juguete favorito. Inventar historias de que se lo esta pasando genial al mismo tiempo que los vamos transformando para que no se parezca tanto a si mismo y pueda ser "sustituido". Quién sabe, puede que dentro de poco tenga que recurrir a algo parecido ahora que han conseguido que mi peque sea fan de los dou-dous.

Lo leímos con la niña nº 2 infinidad de veces. Y cuando los peques lo heredaron duró nada antes de que le arrancaran las páginas.
No pude resistirme en comprar otro por internet pero solo lo encontré en inglés (y aún así lo compré, pues ya me sabía la historia).
La casualidad quiso que nosotros ya tuvieramos un mini "Tatty Ratty" en casa que nos acompaña cuando tenemos que leerlo y hace todo lo que cuenta el cuento: Vuela, nada, corre,...todo.

Sospecho que es un libro relativamente famoso (no me extrañaría que lo conociérais) y su autora Helen Cooper tiene varios libros por el estilo.
Si queréis comprarlo yo lo he encontrado aquí (y en español).

 

jueves, septiembre 26, 2013

El placer de la lectura.

Cuando nació mi primer hijo quise traspasarle mi placer por la lectura tal como mi madre lo hizo conmigo. Tengo la imagen de mi madre merendando un café con leche y unas "quelitas" con un libro en la mano de toda la vida.
Yo me enganché pronto a lo de leer en la cama y recuerdo bonitas historias que me invitaban a soñar y a imaginar mundos increibles, situaciones extrañas y universos paralelos.
No quería que mi hijo se lo perdiera, así que empecé pronto a leerle cuentos antes de irse a dormir y la afición le caló tan hondo que aún sigue necesitando leer un rato antes de dormir. Cuando nació la niña nº 2 me faltaba tiempo para todo y no pude hacerlo habitualmente como había hecho con su hermano, pero tuve suerte, pues el niño nº 1 era el que leía muchas veces el cuento a su hermana antes de acostarse.
Ninguno de los dos son grandes lectores, de esos que terminan un libro a la semana o de los que leen todo cuanto cae en sus manos, pero yo tampoco. Leen casi a diario, a temporadas más, a temporadas menos, así que puedo decir que son lectores.

Con los peques aún estoy en ello. Cada noche saco fuerdas de donde ya creo que no me quedan y les leo un ratito.
Tenemos algunos problemas para encontrar el cuento cada vez, pues algunos son en francés, otros en español, pero la mayoría están destrozados pues mis pequeños salvajes han desarrollado una afición por destrozar libros que no tuvieron sus hermanos mayores.

Siempre he pensado que los niños tienen que tener los libros a su alcance, por eso les coloqué estas estanterías hasta que me las arrancaron en un ataque de noquierosiestahedicho.
Aún así, siguen teniéndolos a mano (porque a mí, a cabezona no me gana nadie ) pero hemos tenido que hacer seleción de lo que entra en nuestra biblioteca. Nada de libros con lengüetas, desplegables ni nada que se mueva, que lo arrancan en un plis plas, las páginas tienen que ser finas pues sino se empeñan en que son dos juntas y no paran hasta que las parten, y tamaños manejables que puedan leer en la cuna.

He visto un poco de evolución desde que empecé a leer cuentos con el niño nº 1 hasta ahora. Ahora son más bonitos con unos dibujos preciosos a toda página cargados de color pero también me encuentro con muchos en los que la historia, el argumento, es malo, breve o inexistente. Y mis niños ya han pasado las etapa de cuentos con imágenes, que les hablen de los números o de los colores. Ellos quieren historias!!!.

Por eso he pensado hacer una sección en la que una vez al mes os hablaré de un cuento o un libro que recomiendo de todos con los que me he ido topando. Intentaré abarcar libros para todas las edades, pues no todas tenéis bebés.
También acepto, por supuesto vuestras sugerencias y recomendaciones, que me hacen mucha falta, pues estoy un poco desfasada, jejeje.

Empezamos mañana. Nos vemos.

Miercoles de lectura! Lista de lectura!


miércoles, septiembre 25, 2013

Manualidea: Paracaidas casero



Volvemos una semana más con una manualidad para los peques. Esta vez, aprovechando que ha llegado el Otoño y hace un poquito de viento hemos hecho un paracaidas para un voluntario muy especial.

Si quereis verlo haced click en la imagen de abajo.

martes, septiembre 24, 2013

Cosas de peluches

Me encantan los niños que se pasean por la casa, por el supermercado y por el parque abrazando a un peluche. Me despiertan una ternura inmensa verlos tan pegados a sus muñecos, cuando los abrazan por la noche o cuando lo buscan por la mañana.
Otros niños, en cambio se aferran a sus mantitas, pañuelos o almohadas.
Los míos, en cambio, nunca han sido demasiado de muñecos. Será porque entre los varones eso no se hace tanto ( o será casualidad) pero ellos siempre han sido más dependientes de sus chupetes.
Al niño nº 4, a veces si que le hacen gracia los peluches pero no uno en concreto. Igual adora a uno un dia, que abraza a otro otro día.

En Francia, a ese tipo de muñecos blanditos, transpotables y de los que son dependientes los niños se les llama dou-dous y está tan establecido que cada niño tenga que tener uno que te obligan a llevarlo al cole como cualquier material escolar.
No sirvió de nada que le intentara explicar a la profesora de la guardería del nº 4 que mi niño no empleaba dou-dou y que no lo necesitaba.
Me dijo que llevara cualquier peluche, pero que llevara uno de casa para que le pudieran consolar con él si lloraba (como si un dou-dou que ni le va ni le viene fuera a consolar a mi niño, el más cabezón del planeta).
El caso es que llevamos uno cualquiera, (uno muy mono que teníamos por casa) y se lo metieron con calzador. Cuando iba a recogerlo el niño estaba abrazado a su peluche, después, claro, llegaba a casa y lo tiraba en cualquier lado, al día siguiente olvidaba llevarlo a la guarde porque el niño no lo reclamaba (pero las profes sí). Un día quisieron convencerme de que fuera a casa a buscarlo (ni de coña, vamos).

Ahora que ha empezado el cole es tres cuartos de los mismo y ya han conseguido hacerlo adicto, ya me lo pide para dormir y para comer, muy mono sí, pero y si se pierde ??. Yo que tenía un niño independiente y autosuficiente y me lo enganchan a un peluche que seguro perderá en algún momento.

Es por eso que fui el otro dia a Ikea para comprar un peluche idéntico al que ha elegido esta ves (y se lo compró la abuela en el Ikea) pero ya lo han descatalogado o algo y ya no está. Compramos otro, le llamamos Pipo y le voy alternando los dou-dous para que cuando le falte alguno no sea un drama.

¿Y vuestros nenes? ¿Con que duermen? 



lunes, septiembre 23, 2013

El click de la semana: Os presento al Sr. Coquin (= travieso)


Que no me diréis que no tiene cara de travieso el niño nº 4.
Aquí quiso posar con su recién estrenado muñeco a la salida del Ikea un día cualquiera de esta semana.

jueves, septiembre 19, 2013

Nueva cabecera: El nº 4 ha crecido.

Una entrada rápida, rápida para haceros notar que he cambiado la cabecera. El niño nº 4 ya no es un bebé (y menos un bebé niña, como parecía antes) y lo he transformado en un nene "grandeee".
Tenía que haberlo hecho hace tiempo, pero la falta de conocimientos, y sobretodo la falta de tiempo me lo había retrasado un poco.


¿Que tal? ¿Os gusta?

Y ahora me voy pitando que seguro que tengo que recoger a algún niño para llevarlo a alguna parte. Ay, Dios mio, que trajín!!!.

miércoles, septiembre 18, 2013

Manualideas: Silabario

Seguro que ya todas estáis inmersas en la vuelta al cole. Tenéis un montón de ganas de hacer cosas con vuestros hijos y que sea un año productivo y aprendan un montón.
Quizás alguna estéis en la misma situación que yo, en la que los niños quieren saber más de las letras, quieren reconocer alguna palabra, quieren saber que pone ahí y os planteáis darle un empujoncito y enseñarle alguna cosa pero no sabéis por donde empezar.

Yo he buscado como loca algún silabario (esos cuadernillos que te decían que M con A hace MA con el que nosotras, por lo menos yo, aprendimos a leer) pero no encontráis por ninguna parte.
Yo, después de buscar por internet, en librerías y mirarme todos los libros de texto del corte inglés decidí hacermelo yo misma.

Y como soy así de generosa (y acabo de aprender como se comparten documentos en el blog) os lo regalo para que no tengáis que hacerlo vosotras y empecéis el curso con ganas y energía.
¿Lo queréis? Id a buscarlo. Clickad en la imagen.


martes, septiembre 17, 2013

Temporada de ferias


 Una de las cosas que más me gustan de Francia es la posibilidad de moverse en muchos kilómetros a la redonda.
Me explico: Que este fin de semana estamos aburridos y no sabemos que hacer con las fieras..., pues nos vamos a un pueblo a un par de horas de aquí que nos han dicho que es precioso, o son las fiestas o lo que sea.

Para las que sois de Madrid o de la península en general no debe sorprenderos, pues (me han dicho) que allí es habitual coger el coche el sabado y plantarte en Segovia a pasar el fin de semana. Pero entendedme, mi chiquiisla es limitada, la distancia más larga son 80 kilómetros, si quieres ser un poco aventurero y descubrir mundo tienes que coger un avión y, claro, meter en un avión cada fin de semana a la familia, pues como que no.

(La niña nº 2 aprendiendo a hacer recetas con fruta)

Así que comprended mi regocijo en esta época del año, que además son fiestas en un montón de pueblos de alrededor y que montan fiestas chulas y temáticas, no solo de mercadillo y verbena.
Tenemos en nuestro calendario la fiesta de la fruta (que fuimos el fin de semana pasado y al que pertenecen estas fotos), la de la castaña, la de la calabaza (que se acerca Halloween y hay que coger suministros), la de las matemáticas (Fermat, el famoso matemático, era de un pueblo de por aquí), la de los fuegos artificiales, la de los juegos, la del chocolate (esa no me la pierdo).

(El niño nº 1 aprendió a hacer cócteles con fruta)

Lo malo es que no siempre el tiempo acompaña y a veces no nos arriesgamos a coger a todos los niños y llevarlos a un pueblo a una hora de aquí para ver una feria que ni siquiera sabemos si se hará con la amenaza de lluvia, pero lo bueno es tener la oferta y la opción de hacer cosas diferentes cada vez y aprovechar estos días que aún se puede salir de casa sin morir congelado.

(Pero el niño nº4 lo descubrió y ya no hubo para nadie más)

lunes, septiembre 16, 2013

El click de la semana: Maic Guoguosqui.


Esta semana hemos pintado unos cuantos monstruitos de estos. A mis peques les encanta la peli y el personaje (también es mi peli de Disney favorita). Así de orgullosos posan con sus obras de arte.

viernes, septiembre 13, 2013

Periodo de adaptación.

Hace un ratito que he llegado del cole y es el segundo día que dejo llorando al niño nº 4.
Supongo que todas os hacéis una idea de como estoy.
Y es que el pobrecito no está acostumbrado a estar tantas horas con "extraños" y no me quiero imaginar lo largas que se le tienen que hacer las horas si encima no entiende una palabra de francés.
Los primeros días fueron bien. El primero, sobretodo, estaba muy ilusionado porqeu ya es mayor e iba a ir al cole nuevo. El segundo ya no se quedó muy convencido pero, a pesar de que lo dejamos bien, nos dijo la profe que se había pasado casi toda la mañana llorando.
Pero a partir de ahi, que ya sabe lo que es y no se quiere quedar y cada día es una negociación a las 8:30h de la mañana (y creedme que yo a esas horas no estoy para negociar nada) con todo tipo de estrategias de "mira, un puzzle!" y el niño que me mira con cara de "mi madre esta tonta" me dice: "sí, sí, mamá aquí" y me señala la mini sillita de su lado en la que no me cabe el culo.
Después probamos eso de "ahí, que nos hemos dejado el chupete, voy a buscarlo y vengo enseguida" y te suelta "yo también voy" al mismo tiempo que se te cuelga del cuello, no vaya a ser que te escapes.
Pasamos entonces al soborno puro y duro. "¿Quieres que mamá te traiga un m&m's cuando venga a buscarte? Pues voy a comprarlos y vengo corriendo" y como no nos suelta: "yo tambien a comprar" y sigue colgado",...
El caso es que no me gusta eso de irme a hurtadillas ni aprovechando un despiste. Quiero que me de un beso, que me diga adios y que sepa que me he ido y no que se entere cuando me busque al cabo de un par de minutos.
Pero vamos, que no, que el niño está en pleno periodo de adaptación (y eso que solo se queda tres horas) y que lo iremos superando poco a poco.

De todas formas estoy entusiasmada con el nuevo cole. Ayer tuvimos la primera reunión de padres y salí como en una nube.
No solo porque conseguí enterarme de casi todo lo que dijeron sin tener que preguntarle a papá cada 10 segundos (que ya es mucho) sino porque este cole sí que se parece a lo que yo conozco:
Emplean el cuaderno/agenda para comunicarse con los papas, trabajan con proyecto y aprenderan cosas, fomentan mucho la autonomía y trabajan mucho la psicomotricidad.
Me hizo mucha gracia que cada niño tiene unas florecitas con cinco mariquitas colgando y cuando el niño se porta mal (pero muy mal) se va una mariquita, pero si el niño se porta bien, como que ayuda a la profe o a un compañero la mariquita vuelve (¡una economía de puntos!). También tienen una mascotita que se va cada fin de semana a casa de un niño (¡otra vez!) y un servicio de biblioteca cada 15 días.
En fin, que está mucho más organizado y parece que las profes tienen ganas de trabajar.

Me dieron ganas de ponerme a trabajar yo también y eché mucho de menos los primeros días de curso a nivel profesional, eso de que llegaran niños nuevos, tener que preparar la clase, colocar las cosas,...

Ek niño nº 3, en cambio, está en su salsa y cada día lo dejo con una sonrisa de oreja a oreja. ¡Le chifla el cole!. En apenas unos días se ha soltado a hablar algunas cosas en francés y de repente tiene un millón de cosas que decir. Sigue tartamudeando, eso sí, pero no le importa (y a nosotros tampoco demasiado) y cada vez lo hace menos.

La niña nº2 por otro lado está despistadísima. No consigue organizarse ni aprovechar su tiempo libre y no le basta el día para todo lo que tiene que hacer. Se olvida cosas, no recoge su cuarto, no le basta el tiempo para estar lista por la mañana porque se pone a hacer las cosas que tendría que haber hecho la noche anterior.
Esperemos que solo sea el proceso de adaptación al "college" y al nuevo ritmo de trabajo (nuevo horario, nuevo sistema, nuevo centro,...) y que en unos días sea ella misma otra vez, porque sino se va a hacer mayor sin darse ni cuenta, jajaja.

En fin, que así andamos últimamente. Ellos intentando adaptarse y yo intentando no olvidarme de llevar o de traer a alguno (que parezco un taxi).

Vosotras, ¿como lo lleváis? ¿Ya habéis empezado todos?.

vuelta al cole


jueves, septiembre 12, 2013

Consejos para quitar el pañal




A ver, volvemos a lo de siempre, no soy pediatra, ni educadora, ni pedagoga, ni nada de eso. Solo soy madre (por partida cuadruple) y hablo desde mi experiencia.
Llevo realizadas ya cuatro operaciones pañal en casa y alguna más por motivos profesionales y a veces se que es difícil pensar que lo conseguiremos, decidimos que nuestro niño está roto y asumimos que llevará pañal hasta los ocho años.

Esto pretende ser una lista de "consejillos de andar por casa" para aquellos padres que están a punto de tirar la toalla o aquellos que no saben muy bien como empezar la "operación pañal".

1- No todos los niños están preparados.
La edad adecuada para empezar a intentarlo es el verano en el que el niño tiene dos años pero, obviamente, algunos están preparados antes y otros después.
La manera de tener alguna pista de si es buen momento es que sepa decir (que no pedir) "pipí"y que empiece a notar que tiene el pañal mojado o que le moleste.
No hay que esperar a empiece a tener el pañal seco o que lo empiece a pedir antes de quitárselo porque normalmente el proceso es al revés. Primero hay que quitárselo y luego él aprenderá a pedirlo. Pocos niños hacen lo contrario (pero los hay, sobretodo cuando son un poco más mayores).

2- ¿Por qué en verano?.
Es lógico, es la estación del año en la que llevan menos ropa, pueden llevar chanclas de plástico y tenemos más tiempo para dedicarnos al tema (nosotros solemos tener vacaciones).
Imáginate la complicación de quitarle el pañal a un niño que va vestido con leotardos, vaqueros, botas,...ufff.
Yo escribo esto ahora (a pesar de que no es buen momento y no os recomiendo que empecéis una operación pañal en septiembre) porque acabo de terminar una y lo recuerdo bien. Para el verano que viene lo habré olvidado.

3- Informar al niño.
A veces una "operación pañal" se hace demasiado larga porque el niño no entiende que es lo que queremos ni lo que esperamos de él, así que un tiempo (incluso meses) antes tenemos que ir preparándole a la idea de quitarle el pañal.
Que vaya al baño con nosotros y vea como papá o mamá hacen pipí, leerles cuentos relacionados con el tema, hablar mucho de las ventajas de no llevar pañal y lo mayor que será, ir a comprar el orinal (que lo elija él) y contarle para que sirve, avisar a todos los miembros de la familia que vayan a estar implicados, si se queda por las tardes con los abuelos o viene la tía a hacer de canguro,...

4- No hay marcha atrás.
Una vez que decidamos quitarle el pañal ya no tenemos que volvérselo a poner. Sino le vamos a hacer un lio y haremos que todo sea mucho más largo. Una vez tomada la decisión hay que seguir adelante.

5- ¿Que ropa le pongo?
Desde mi punto de vista el proceso por el que un niño ve las ventajas a eso de aguantarse el pipí y se plantea hacer un esfuerzo para intentarlo es cuando lo de estar mojado le molesta.
Llevar pañal es muy guay y probablemente hasta te pedirá que se lo pongas pero el principio básico es que le moleste hacerse pipí encima para que intente no hacerlo. Por lo tanto no vale lo de dejarles desnuditos "con todo al aire" porque eso no moja y no molesta, lo mismo con los bañadores o con las bragapañales de esos pushup.
Hay que ponerles calzoncillitos o braguitas y ropa cómoda que podamos darnos mucha prisa en quitar. Zapatos, si son de plástico tipo playa mejor porque se mojarán.

6- ¿Orinal o adaptador?
Depende un poco del niño, yo he probado de todo y lo que me fue bien para un niño no me fue bien para el otro.
Yo creo que lo importante es que lo elija él, que no sea un orinal cualquiera, que sea SU orinal o adaptador.
Si elegimos orinal lo pondremos en el baño como si fuera un water y no lo sacaremos de ahí, cuando vayamos a poner al niño a hacer pipí lo llevaremos al baño y no le acercaremos el orinal al niño.
Hay que tener un cuenta que lo de dejar el pañal es un esfuerzo y debe concentrarse en esa tarea el tiempo que lo pongamos en el orinal. Si se lo llenamos de distracciones como la tele, los juguetes, etc...no se concentrará.

7- Vale, ¿Y ahora qué?.
Una vez tenemos al niño preparado, mentalizado y hemos decidido empezar, el plan de actuación será ponerle en el orinal cada hora mas o menos tanto si lo ha pedido como si no. No hay que caer en el error de, en vez de ponerle a hacer pipí preguntarle al niño si tiene, el nos dirá que no y a los 10 segundos se lo habrá hecho encima.
Lo tendremos un par de minutos sentado esperando y si no ha hecho (que será lo normal al principio) lo levantaremos y ya esta. Sin reñir, sin insistir, sin dejarlo sentado veinte minutos, sin ponerlo cada cinco minutos sino ha hecho y sin hacer de ello ni un castigo ni una tortura.
Si no ha hecho podemos adelantar la hora de espera a media hora y estar atentos a cualquier señal de que tiene pipí como saltitos, cruce de piernas, tocarse (sobretodo en el caso de los niños).
Poco a poco y a medida que le vaya molestando hacerse pipí encima irá controlando más y aprenderá a pedirlo. Y ahí es cuando tendremos que correr, jejeje. Porque al principio el notará que tiene pipí cuando se este mojando.

8- ¿Qué hacer cuando se hace pipí encima?.
Algunos métodos recomiendan no cambiarles inmediatamente y dejarles que se sientan mojados unos minutos, yo solo lo hice una vez como medida desesperada y es algo que aunque tiene lógica solo debéis recurrir a ellos si todo lo demás no funciona.
Lo que hay que hacer es cambiarles de ropa, y ponerles en el orinal incluso antes de limpiarle para que puedan asociar el pipí con el orinal.
Dejarle unos minutos sentados (mientras recogéis el desastre, jejeje) y como no habrá hecho pipí, porque se  lo ha hecho encima, le limpiáis, le cambiáis de ropa y a seguir jugando.
No hay que reñirle, juzgarle o hacerle sentir mal. Tampoco hay que quitarle importancia ni que parezca que no importa si se lo hace encima pues parecerá que no hay consecuencias. Lo mejor es no decir nada y hacer todo esto como una rutina.

9- ¿Que hacer si hace pipí?
Pues una fiesta, en casa tenemos aplausos, gritos, besos y hasta chuches las primeras veces que consigue hacer pipí en el orinal. ¿Os acordáis de la escena esa de "Mira quien habla" que se ponen a bailar por la casa la rumba del pipí? Pues eso!!.
El caso es que el niño entienda que eso es lo que hay que hacer, que lo ha hecho muy bien y que quiera que la fiesta se repita.

10- Salir a la calle.
Los primeros días conviene no cargar mucho la agenda para no pasar apuros y evitar tener que limpiar el pipí en mitad del supermercado, después o ante cosas inevitables siempre le puedes poner (yo opino que de manera ocasional) un pañal de esos pushup dejándole claro que NO es un pañal (sino, estamos perdidos) y llevandole igualmente al baño cada hora como si no lo llevara.

11- ¿También hay que quitárselo para dormir?
Depende bastante del niño. Hay niños que tienen el sueño ligero y una vez lo controlan lo hacen inconscientemente también dormidos. Pero hay otros que duermen más profundamente y no se dan cuenta de que tienen pipí y lo que es peor, no se dan cuenta de que se han hecho pipí y corren el riesgo de dormir mojados toda la noche.
La verdad es que yo les he puesto pañal hasta que he visto que se levantaban secos (que ha sido un par de meses después en el caso de unos y un par de años después en el caso de otros).
Para la siesta un poco lo mismo. Si la siesta es corta y crees que podrá aguantar no le pongas pañal, si te cansas de que se despierte mojado, pónselo. He oido alguna vez que es mejor ponerle el pañal dormido para que no crea que volvemos a atrás. Yo lo encuentro un poco tontería porque me arriesgo a despertar al niño y además se levanta con pañal, por lo que lo nota igual.

12- ¿Cuanto tardará en dejarlo?
Lo normal es que en una semana o dos haga pipí en el orinal aunque sea por caualidad. En controlarlo completamente tardará más, puede que meses y de vez en cuando habrá algún "accidente" ocasional.
No hay que perder la paciencia ni tirar la toalla, igual es el momento de plantearnos una nueva estrategia o un nuevo sistema o de emplear algún truquillo que os explico más tarde.
Tened en cuenta que para ellos es difícil y que es un proceso largo. Sobretodo no hay que reñirles ni hacerles sentir mal.
También he conocido niños que se siguen haciendo pipí encima porque es una manera de llamar la atención de los padres ante un nuevo hermanito, por ejemplo. Plantearos si puede ser ese el caso.

13- Truquillos.
Si van pasando los días y a pesar de hacer todo esto no funciona nada siempre puedes recurrir a unos truquillos que quizás sea la motivación que necesita el niño.
- Premios: Tiene que ser un premio inmediato, pequeño y poco valioso pero que le guste como un cromo, un dibujo, o un caramelo (yo recurro a mis queridos m&m's). No vale con premiarle con ir después al parque o mañana al cine porque él no relacionará una cosa con otra.
- Caras sonrientes: Me encanta lo de las caras sonrientes y podéis aplicarlo en un montón de aspectos de la vida cotidiana.
Se trata de dibujar en pegatinas circulares caras sonrientes en las de color verdes y caras tristes en las de color rojo. Pegar una hoja de papel en la puerta del baño y cada vez que haga pipí en el orinal pondrá (él, él niño) una cara sonriente y si se lo hace encima una cara triste. A él le motivará por un lado pegar las pegatinas y por otro que sean pegatinas alegres.
Existe una variante que es sin caras tristes y que consiste en un regalito por un determinado número de caritas. Por ejemplo: A las cinco caritas, un caramelo (una economía de puntos de toda la vida, vaya).

14- ¿Que hacer si nada de esto funciona?.
Podemos plantearnos si es algo que nosotros no estamos haciendo bien. Puede ser que no seamos demasiado constantes.
Debemos observar cuales son los posibles fallos, si es que el niño no quiere, no está preparado, no nos entiende, se distrae, no le gusta, es demasiado pequeño,...desde ahí aislar el problema e intentar solucionar solo ese punto.
Por ejemplo: Si el niño se distrae cuando tiene que hacer pipí porque se pone a hablar podemos darnos la vuelta y darle la espalda, a veces funciona.
Si es lo contrario, que se levanta y no hay manera de que esté diez segundos podemos darle un cuento (ya sabéis, la lectura en el baño, jejeje).
Si aún así se acerca el invierno y nada de esto funciona, ponemos el pañal y ya lo volveremos a intentar el año que viene.

Y ahora viene cuando os hago trabajar y os pido que dejéis en forma de comentarios todos esos consejos que seguro que se me han pasado. Así todos esos padres primerizos acabarán teniendo una guía más o menos completa con la que no desesperarse.


miércoles, septiembre 11, 2013

Manualidea: Diario de verano



Se me ocurrió hacerle a la niña nº 2 un "Diario de verano". Una libretita con preguntas y espacio para contestarlas, poner fotos, hacer dibujos y que así pueda recordar el verano de 2013 durante el largo invierno o el, aún más largo, futuro.

Como os regalito ya os lo doy todo hecho, solo tenéis que descargar la imagen con las preguntas y montaros vuestro propio "Diario de verano".


(Clickad la imagen para acceder al tutorial).

martes, septiembre 10, 2013

Fotografías progresivas


Me encanta la fotografía "de andar por casa", cuando tengo un ratito me gusta prácticar con mi cámara reflex nueva e intentar hacer las fotos que me imagino y que nunca me salen. Mis niños además me lo ponen bastante difícil, porque es muy guay eso de salir corriendo, de poner caras raras, de esconderse debajo de la mesa,...solo tengo fotos decentes de la niña nº 2 que es mi modelo particular.
Dentro de ese tipo de fotografía familiar me encantan las fotografías "progresivas". Esas fotos que se repiten con el paso del tiempo o que se hace una instantanea de varias generaciones a la vez.

Son ideales para fotografía un embarazo, ya sea mes a mes:

we're all the same in the dark

O resumiendo en varias fotos:

cute idea!!


Para ir viendo los avances y los cambios de los niños, también mes a mes:

1 any de vida


O año a año:




También me chiflan estan esas que se ven todas la generaciones a la vez como esta: 

A picture worth a lifetime


O su versión femenina: 

Love this idea for 4 generations photo...photo taken by @amber moose



O esta otra, que me parece muy tierna: 


( En este caso es de una familia, pero os imagináis con las manos del abuelo/padre/hijo?)




También he visto últimamente muchas fotos que tratan de repetir otras anteriores como esta. Dos hermanos repiten una foto un porrón de años después. A veces intentan imitar también la ropa, el escenario y la postura y quedan realmente graciosas. Podéis ver más de este tipo aquí.

Brother & Sister photo...same pic every year. *sniff* Cuteness!  I HAVE TO DO THIS!!


O esta otra, que es una hija repitiendo fotos de su madre (si pincháis el enlace podréis ver más).

1

También se han puesto de moda las fotos que integran una foto anterior y puedes ver como ha cambiado el escenario. Como esta:

Dear Photograph,This is my Mom and her dog in 1952 in Swindon, England. I lived in this house until age 10 months, when we moved to the U.S. I had not been back until this year (June 2013) when, at age 60, I got to see my birth house once again - it was very fulfilling!Susan


Me parece un logro conseguir, no solo encontrar el escenario, sino cuadrar la foto con el paisaje actual. (En el enlace encontraréis un blog donde hay un montón de fotos de este tipo).

Pero sin duda, las fotos que más me gustan son las que van añadiendo gente y puedes ver como va pasando el tiempo, llevan mucho trabajo, porque es una constante de muchos años pero me encantan y me sorprende ver como se aprecian los cambios. Como esta:

One for Every Year


Nosotros tenemos nuestra "fotografía progresiva" particular. Misma familia, mismo escenario, cada vez más gente, cada vez más grandes.


¿Nos imagináis dentro de unos años con los yernos, nueras y nietos?

¿Y vosotros? ¿Tenéis alguna tradición fotográfica de este tipo? ¿Queréis empezar alguna?.

Si os gustan este tipo de fotos y queréis ver algunas más pasaros por mi tablero de Pinterest

lunes, septiembre 09, 2013

El click de la semana: La vuelta al cole


Esta es otra visión de la vuelta al cole (y que me tiene agotaita). Es el camino que hay de mi casa al cole y que todavía puedo hacer en bici ahora que aún no hace demasiado frío por las mañanas.

viernes, septiembre 06, 2013

Propósitos para el año nuevo



Seguimos con la vuelta al cole (ya, ya se que esta semana estoy un poco monotemática).
Ayer os hablaba de las actividades extraescolares, el martes del primer día de cole de mis peques, pero es que la vuelta al cole no es solo para los peques, los mayores (y no solo los padres) lo vivimos en nuestras carnes a lo bruto.
Nosotros también hacemos planes, proyectos, tenemos más energía, más ganas de hacer cosas,...empieza una etapa nueva y queremos que se note.
Será por eso que últimamente en todos los blogs que leo hablan de los post que van a escribir, los cambios que han hecho o harán al blog, los cursos que han preparado para publicar, nuevos diseños, nuevas secciones,...
Yo la verdad es que no tengo demasiado tiempo de pensar en el blog salvo el ratito que os dedico al día para escribiros ( y tengo que hacerlo con niños gritones a mi alrededor, que no sabéis lo que cuesta). Este blog no este hecho con fines comerciales, no pienso tener ingresos de aquí a...NUNCA y me basta con que de vez en cuando me lea alguien o recibir de tanto en tanto algún mensajito que me diga que lo que escribí le ha ayudado.

Pero también empieza "un nuevo año" para mí. Y este año más que más que será el primero que tenga algún ratito (pero de verdad, no como hasta ahora que aprovechaba las siestas de los peques, con suerte) para plantearme hacer cosas, Yo también tengo proyectos y ganas de aprender, de conseguir metas y de hacer cambios, pero son más a nivel personal que con el blog.

Así que como todo fin de año que se precie llegó el momento de hacer los propositos de año nuevo:

1- Mi prioridad número 1 va a ser aprender francés, ahora por fin creo que podré dedicarle tiempo y tengo intención de apuntarme a un curso por la mañana (ya lo tengo mirado, pero aquí las cosas van muy despacio).

2- Quiero adelgazar (un tópico). Para eso he empezado un regimen hace unos días.

3- Tal vez, y solo tal vez me voy a apuntar a un gimnasio. No soy muy amiga de los gimnasios, eso de que cansen tanto creo que no compensa, pero tengo una amiga que quiere ir y no quiere ir sola, quizás me deje convencer.

4- Quiero hacer algún curso on-line de cosas chulas, por ahora ya me he apuntado al de los botones con powerpoint que os conté hace unos días, tengo otro mirado de fotografía con el móvil y alguno más que no son seguros.

5- También quiero hacer algún curso presencial de algo que me guste. Ahora que me siento un poco (solo un poco) más segura con el francés quiero hacer algo que me guste y me motive una vez por semana. Ya veremos como lo cuadro después con las actividades de los niños.

6- Quiero hacer un 365 con instagram. ¿Qué es un 365? Aquí os lo explican muy bien, pero básicamente es hacer una foto diaria. No suelo ser muy constante con estas cosas e instagram es un mundo por descubrir pero lo de tener un año en fotos me llama poderosamente la atención y quiero intentarlo.

7- Quiero terminar una especie de libro que empecé hace mil años con las cosas que hay que hacer antes de morir (con fichas y todo para rellenar). En mi mente es muy chulo pero no tengo los medios para hacerlo realidad como yo quiero, así que por lo menos haré un borrador en una moleskine.

8- Además, quiero hacer esto.

Y yo creo que ya está, quizás añada alguna dentro de unos meses, pero con conseguir la mitad me conformaba.
Y vosotras? Habéis hecho "propósitos de año nuevo"?



Apps: tus mejores aliadas para cumplir tus propósitos de Año Nuevo

jueves, septiembre 05, 2013

La locura de las actividades extraescolares.

Cada vez hay más gente que dice eso de "mi año empieza en septiembre", las que además somos madres hace tiempo que esto es una regla absoluta y no hay excepción.
Porque el 31 de diciembre te tomas las uvas pero el día 2 (el 1 no, que es fiesta) te vas a trabajar como todos los días, pero en septiembre, ay, en septiembre es como si empezara un nuevo mundo.
Y es que hay mil cosas que preparar, mochilas nuevas, libros nuevos (forrar tropecientos mil libros, lo odio, grrrr), montar los estuches, los materiales para los peques, compra babys nuevos, rellenar un millón de papeles, preparar la ropa de invierno (antes de que la quiten de las tiendas a mediados de octubre ¿?), equipamiento para los deportes, para las actividades extraescolares......
Ahí quería yo llegar...LAS ACTIVIDADES EXTRAESCOLARES.
A mi particularmente me encanta que mis niños hagan actividades extraescolares, siempre les insisto para que hagan algun deporte y después otra cosa más didactica como música, inglés, teatro,... siempre han elegido ellos sus actividades porque son ellos los que van a tener que ir todo el curso. (Bueno, los mayores, que los peques aún son muy peques).
Siempre he encontrado que en Mallorca había mucha oferta y tenían mucho donde elegir. El nº 1 siempre ha sido de ideas fijas y ha ido variando entre basket y natación pero de ahí apenas ha salido.
En cambio la nº 2 cada año me venía con una nueva. Y eso que fue después de imponer la norma de que no podía cambiar de actividad durante el curso (sobretodo después de pagar matrícula y equipamiento) que sino estaría cambiando cada mes.
Pasó por baile, ballet (que no es lo mismo), patinaje, natación, atletismo, piano, badminton, circo....ufff.

El caso es que si encontraba que en Mallorca había mucha oferta aqui, en el chiquipueblo francés hay DE TODO y cuando digo todo, es que hay de las cosas más raras, desde animadoras, todas las artes marciales, canoa, piragüismo (que sí, yo también pensaba que era lo mismo), atletismo, caminar simplemente, boxeo, majorettes, buceo (sí, para niños), hípica, petanca (deporte nacional), rugby, un deporte nuevo que se llama flag y que está pegando fuerte, bailes de todos los tipos, .....de todo,
Y todo eso sin contar después con las diversas asociacionesparaloquequieras que lo mismo te organizan un torneo de ajedrez que un concurso de diseño de videojuegos (todo para niños).
Comprenderéis entonces cuando os cuente que me está costando Dios y ayuda cuadrar los horarios de los cuatro, y acordarme después a que puñetas los he apuntado.
Ya os podéis hacer una idea:
"Pués apunto a la nº 2 a circo y la dejo allí y después me paso a por el nº 1 que está en la piscina...ay, no, espera, que a esa hora yo estoy en natación con el nº3...." Y así vamos.

Verás que divertido cuando tenga que ir a recogerlos a algún sitio y no me acuerde. Uffff!!!

Mejora su salud con estos tips

Foto 

miércoles, septiembre 04, 2013

Manualideas: Huellas de animales



Como algunas ya sabéis (y si no, yo os lo cuento) tengo dos blogs: Este más enfocado a la maternidad (de ahí su nombre) en el que hablo de mis cosas, mis niños,lo que me sorprenden, lo que crecen y las cosas que me pasan y otro, Elenarte, en el que me centro más en las manualidades, los diy, y las cosas bonitas que me gustan. A veces me ocurre que hago una manualidad con los niños y entonces, ¿que hago? ¿publico el post en Elenarte?, pero es que también quiero que vosotr@s lo veáis (y lo hagáis).

Este verano hemos estado haciendo proyectos de otras páginas pero mi idea es recuperar un poco esta sección y convertirla en una asidua semanal, pero como no tengo tantas ideas (ni, sobretodo, tiempo) para llenar de manualidades los dos blogs, lo que haré será que las manualidades propiamente infantiles las publicaré en el otro pero os enlazaré desde aquí.
He hecho un botón a proposito y todo para estrenar el nuevo curso que estoy haciendo de diseño gráfico con powerpoint (sí, sí, powerpoint, el de las diapositivas) y que os enseñaré cuando haya pasado de la lección 1 que es por la que voy. (He empezado el curso cargada de energía).

Y ahora, sin más preambulos clickad en la imagen que hay una manualidea esperándoos al otro lado.


martes, septiembre 03, 2013

Vuelta al cole.


No os conté que antes de irnos de vacaciones el niño nº 3 tuvo su última visita con la logopeda antes de que viniera su sustituta (va a tener un bebé) y en esa visita me dijo que por fin parecía que había perdido su timidez y había emepzado a hablar con ella, tartamudeando también en francés, eso sí, pero habló.
Eso nos dejaba en evidencia que si en el cole no habían detectado que el niño tartamudeaba era porque allí no hablaba nada en absoluto con lo cual confirmaba mis sospechas de que habían tenido al niño a un ladito como un mueble sin hacerle el menor caso ni procurar que avanzara con el idioma durante todo el curso (que él fuera tan, pero tan tímido supongo que no facilitaba las cosas).

Este ha sido uno de los motivos por los que este curso hemos decidido cambiarle de colegio, otros han sido que conocemos a más niños que van al cole nuevo, tenemos muy buenas referencias con un caso parecido (niño español que entró en preescolar), y pensamos que estas cosas le daran la seguridad que quizás le hace falta para hablar francés.
Otro motivo principal es que en este cole puede ir al niño nº 4....¡¡¡¡siiiiiiii!!!!!.

Con eso de que no trabajo no conseguía que me dieran una guardería para todos los días y como no tenía guardería no podía buscar un trabajo (ni un curso, ni nada). El poder tener a todos los niños en el cole (por fin) hace que vuelva a sentirme persona y tengo un millón de planes, de proyectos, de cosas que mirar, de cosas que hacer que me dan un nuevo color a mi día a día. Ya os iré contando.

A todo esto, ese gran día ha sido hoy.
Hoy han empezado aquí los niños el cole y ha sido importante por estos motivos:

- Primer día de cole del niño nº 4
- Colegio nuevo para el niño nº 3
- Entrada en el "college" para la niña nº 2 (como el instituto).
(El niño nº 1 empieza mañana pero él solo tiene como novedad el curso).

Los dos peques han superado el día con normalidad, les ha gustado el cole y quieren repetir (por ahora), a la niña nº 2 aún no le ha terminado la jornada y aún no la he visto, ya veremos cuando venga.



lunes, septiembre 02, 2013

El click de la semana: En el cielo



Fumos a ver un espectáculo de globos aerostáticos (más de 20, contamos). Los peques encantados, (¿que es esa cosa tan bonita y tan grande?).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...