lunes, octubre 17, 2011

Educando al país

Normalmente escribo las entradas sobre cosas que me han pasado hace unos días, cosas que he tenido tiempo de reflexionar, de relacionar o que no son la primera vez que me enfrento a ellas pero es que hoy he vivido una experiencia surrealista y quería contároslo ya.
Bueno, muchas sabéis que trabajo en un cole atendiendo a niños discapacitados o con necesidades especiales. No soy profesora, pero aún así eso implica que tengo que entrar a todas las clases, dependiendo de a que curso vaya el niño en cuestión.
Este año es el primero que tengo a más de un niño asignado y hoy tocaba estar un rato en 5º de primaria. Clase de medi (conocimiento del medio)
A pesar de que al no ser profesora algunas de ellas tienden a menospreciarnos y a creer que estamos allí para juzgarlas la verdad es que la profe de 5º es un encanto. Me pone al día cuando llego, me explica que va a hacer y porque y cual es su forma de hacer las cosas. Intenta que participe con todos y no solo con el niño que me precisa y me trata como una profesora más (para los niños siempre eres una profesora más).
Con eso quiero decir que como persona es fantástica, pero como profesora...
Hoy tocaba tema nuevo: Los animales.
Les ha hecho leer el principio del tema por turnos en el que hablaba de como los animales se mimetizaban con su entorno y porqué. Han leído el mismo párrafo tres niños diferentes (un párrafo de 15 líneas). Después ha aclarado las dudas explicando, es decir, traduciendo al castellano (la clase es en catalán a pesar de que solo había tres niños españoles de los cuales solo uno catalán y el resto extranjeros) las palabras que no entendían y después ha preguntado que era mimetizar (en ningún momento lo ha explicado). La mayoría no tenía ni idea a pesar de que lo habían leído tres veces en el libro, pero una niña lo suficientemente espabilada ha levantado la mano para leerle a la profe las lineas donde lo explicaba. La misma niña que solo unos minutos antes me había dicho que tenía muchos problemas con el vocabulario porque era marroquí. Como se lo ha leído bien y realmente era verdad lo que decía lo ha dado por bueno y ha seguido.
Ningún niño se ha enterado de lo que era mimetizar.
Después de leer otro párrafo ha sacado a otro niño a la pizarra para que hiciera un esquema de en que se dividían los animales:
Vertebrados e invertevrados (ha puesto el bestia).
- Lo ha escrito con V (le ha dicho a la profe algún listo).
- Ah, si ! ¿Yo que digo, inbertevrados o invertevrados?....
LE ESTABA CORRIGIENDO LA PRIMERA V.
Menos mal que ha reaccionado pronto (supongo que cuando ha visto que yo empezaba a tirarme de los pelos) y dice....
- Ay, espera que me lío....- Y se pone a comprobarlo en su libro !!!!.

Supongo que ha sido un lapsus pero a mi se me ha desencajado la cara de presenciar aquello.

Lo de la V se queda simplemente como una anécdota pero lo de no explicar la lección a unos niños que no estaban entendiendo nada me preocupa un poco más.
Yo tenía impulsos de preguntarles ¿pero os habéis enterado de algo? ¿pero que significa lo que acabas de leer? Explícamelo con tus palabras, ponme un ejemplo, pero no. He tenido que contenerme porque la profesora era ella.
Durante mi trayectoria profesional (ejem, ejem) me he topado con un montón de profes. Algunos buenos, otros geniales, otros malos y la mayoría normalitos, pero lo que me mata es que después se van a casa dándose palmaditas en el hombro por el trabajo "bien" hecho y por su labor educativa cuando esta profesora en cuestión no había explicado nada a nadie hoy, que los niños se han quedado exactamente igual que cuando han llegado y que ellos son el futuro del país.




viernes, octubre 14, 2011

A por el 17

Jo, ya son 17 los premios otorgados a este/vuestro blog. Os doy las gracias por seguirme y apoyarme.
En especial a Sagoes de Creando Sueños. Ella me concedió este premio hace más de dos semanas y yo he tenido la poca vergüenza de no sacar tiempo para publicarlo hasta ahora. ¡Gracias, guapa!.



Y además es de estos premios que me "gustan tanto" (jejeje) porque viene con deberes.

Alla van:

1- Escribir el titulo de tres canciones favoritas, a ver, a ver....
- "I´m Yours" de Jason Mraz. Ya conté algo sobre porque me gusta esta canción aquí.



- "Grande" de Paolo Vallesi (me encanta, sobretodo la letra).


- "Adelante" de Naiara. Fue la canción del anuncio de BBVA hace unos años, seguro que os suena, a mi me encanta.



2- Contar un sueño.
No tengo un sueño claro, tengo muchos proyectos que espero realizar algún día pero lo que espero de la vida es envejecer feliz junto a mi marido y mis hijos y cuando acabe el recorrido pensar que definitivamente valió la pena y que repetiría cada uno de mis pasos. Lo demás es secundario.

3- Otorgar el premio a otros blogs.



Pues eso, ahora a disfrutar con las lecturas de estos pedazos de blogs y nos vemos.

jueves, octubre 13, 2011

Movilizado

Siempre he pensado que un niño no necesita un teléfono móvil. Pasan la mayor parte del tiempo en clase o acompañados por adultos y apenas tienen vida individual, pero desde que el niño número 1 empezó el instituto hemos tenido algunas situaciones en que nos hubiera venido bien que el niño estuviera comunicado. Como el día que se pensó que teníamos hora con el dentista a una hora y era a otra y no le pude avisar, o el día que no podía ir a buscar a su hermana a la salida del colegio y no me pudo avisar él a mí, o cuando nos fuimos a comer fuera y él nos vio (menos mal) de camino a casa.
Así que ayer fuimos a comprarle una tarjeta prepago para un cutremobil que teníamos en casa para probar a ver que tal.
Esta el niño más contento que unas castañuelas. Esperemos que no haya que quitarselo por irresponsable.
Si lo hace bien y controla el saldo y esas cosas para estas navidades los reyes le traeran un movil mejor y si quiere uno requetechupitrónico tendrá que poner el la diferencia.
Y esto me crea otra cuestión y es que el niño número 1 me dice que la mayoría de los chavales de su clase (os recuerdo que son 12 añitos de nada) tienen movil, pero que la mayoría no tienen móviles cualquiera como él. Van de blackberrys para arriba, pasando por los tactiles, los androids y no se que más.
Y digo yo, ¿no es muy arriesgado que niños de 12 años vayan al instituto con móviles tan caros?. Es que el mio es muy despistado y seguro que se lo deja en cualquier parte, pero también se lo pueden robar o romper...¿que pensais vosotras?.



Ni que decir tiene que el niño número 1 le esta sacando un partido asombroso al móvil empleando todas sus aplicaciones, incluso las que ni siquiera sabía que tenía.

jueves, octubre 06, 2011

Lo que las abuelas no quieren reconocer


Tengo los ojos azules. Es el legado que me dejo mi abuela materna y que luzco con orgullo, pues no la conocí.
El niño número 3 es el único de mis niños que ha heredado mis ojos. Todos me lo dicen, es casi lo primero que  dicen en cuanto nos ven juntos.
Todos menos mi suegra, que ella insiste en que un primo segundo suyo tenía los ojos del mismo color que mi bebé. Claaaaaaro, es mucho más fácil buscar parientes lejanos y desconocidos (para que no te lo pueda discutir nadie) que reconocer que el niño se parece a su madre y punto.
Por supuesto, ni que decir tiene que el niño número 4 está sacando las orejas de su papá, el color de pelo de su primo y la boca de su tio, todos por parte paterna, of course.....



sábado, octubre 01, 2011

La fase caracol

Dos de mis retoños se encuentran en la fase caracol, pero por diferentes motivos.
El niño número 4 es porque no para de babear a la espera de que le salgan por fin los dichosos dientecitos (seis meses la semana que viene y aún nada).
Es con diferencia el que más ha babeado de mis niños y el que más ha sufrido por este motivo (¡pobrecito!).
No es que llore ni que este gruñón, ni nada. Es solo que, aunque le pongamos pomadas y le demos mordedores se lleva el puño a la boca con desesperación y el babero acaba empapado a los dos minutos de ponérselo.
El que también esta en la fase caracol, pero de diferente manera es el niño número 1.
El ha optado por simular a un caracol encerrándose en su cuarto-casa-concha y sin sacar las antenas al mundo exterior si no es para comer.
Me dijeron que al empezar el instituto hacen un cambio, pero la verdad es que no puedo apreciarlo porque apenas le veo el pelo.
Las pocas veces que me atrevo a entrar en su territorio para saber si aún respira huyo despavorida ante el insufrible olor a pies que impregna todo el cuarto y que encima él luce con orgullo (no vaya a ser...)
Será que en el proceso de la vida de un individuo cada cambio se relaciona con un retorno a la fase caracol ??
Bebe -> niño  = Babeo
Niño -> Adolescente = Encierro
Adolescente -> Adulto = Lentitud
Adulto -> Madurez = ¿Cuernos? (jeje, es broma).
A ver si en vez de al mono tenemos como ascendiente directo a Don Caracol.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...